• TOR

Pronunciamiento sobre el examen COMIPEMS y la emergencia sanitaria por el COVID19

Pronunciamiento del Curso Los Contreras*, mayo 2020


Todos los años, desde 1996, la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior, mejor conocida como COMIPEMS, realiza el examen único para el ingreso al bachillerato. Por nuestra parte, nosotras y nosotros año con año nos sumamos a otras organizaciones y colectivos para denunciar la exclusión educativa que produce este proceso. Sabemos que el COMIPEMS en realidad funciona como un instrumento administrativo para filtrar a los jóvenes según sus condiciones económicas y sociales, y excluirlos de la educación superior.


El concurso, a través de este examen único, perpetúa una competencia desigual porque la educación pública del país es muy deficiente y de ahí proviene la mayor parte de los aspirantes, además de que no previene la desventaja inherente a las problemáticas sociales que viven los jóvenes de las familias más desfavorecidas dentro de sus escuelas, hogares y colonias. El contexto que hoy vivimos con la emergencia sanitaria por el COVID-19 es un ejemplo más de estas desigualdades en la educación.


La pandemia por el COVID-19 ha modificado por completo la dinámica en las aulas y las relaciones educativas. Dentro de las medidas preventivas a nivel nacional, el día 23 marzo comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia bajo la consigna de todos quedarnos en casa, adelantando y extendiendo el periodo vacacional de semana Santa. Hasta ahora los estudiantes de todos los niveles no han vuelto a las escuelas, sin embargo, el ciclo escolar continúa. Ante este escenario la Secretaría de Educación Pública (SEP) y Universidades implementan una modalidad a distancia; niños, niñas, jóvenes, profesores y familias se enfrentan a dinámicas a las que no están acostumbrados.


Estas circunstancias nos hacen preguntarnos: ¿Todos los estudiantes mexicanos tienen acceso a internet y los medios necesarios para cumplir con esta modalidad de estudio?, ¿Cómo viven los estudiantes y profesores los cambios sociales y económicos?, ¿Cómo viven los estudiantes y profesores el cambio en la dinámica?, ¿Cómo se harán las evaluaciones en este ciclo?, ¿Se tomarán en cuenta las circunstancias sociales que se viven?, ¿Se está sensibilizando de la realidad en la que nos encontramos viviendo?

La emergencia sanitaria es vivida de maneras muy distintas por las familias dependiendo sus contextos económicos y sociales. Es por ello que en el contexto de esta emergencia se hacen más evidentes las desigualdades de clase. En este sentido, el examen único, como mecanismo de exclusión, funciona mejor ante el contexto actual ya que se hacen más evidentes los rasgos que busca excluir, como sucede a las familias que padecen con mayor severidad las afectaciones de la emergencia sanitaria (pérdida de empleo o ingresos, no tener recursos para el estudio en a distancia o tener familiares enfermos). Evidentemente estas desventajas se van a notar en el examen y el fenómeno de la exclusión de las capas de menores ingresos de la población va a acentuar las ya de por sí graves diferencias sociales. Lo paradójico es que cuando mejor va a cumplir los objetivos para los que fue diseñado ese examen es justamente en medio de la actual crisis social y sanitaria.


Queremos señalar algunas de las dificultades que enfrentan los alumnos en el estudio en casa durante la pandemia y que pueden afectar su desempeño escolar y, consecuentemente, su desempeño en el examen único:


No tener acceso o tener acceso limitado a las herramientas necesarias para continuar sus actividades escolares (e.g., no tener acceso a internet o a equipos de cómputo).

No tener espacios adecuados para el estudio (e.g., espacios libres de estresantes, libres de violencia, que permitan la concentración).

No tener una figura de apoyo o tutor en el proceso de aprendizaje (e.g., una persona dentro de la familia que pueda solucionar las dudas o ayudar en el estudio).

Falta de capacitación sobre el uso de las herramientas que se ofrecen (e.g, desconocimiento y falta de asesoría sobre cómo utilizar las herramientas tecnológicas que se están adoptando).

Reparto desigual de las tareas domésticas (e.g., las mujeres realizan mayor cantidad de tareas domésticas, lo que las pone en desventaja frente a sus compañeros).

Contexto familiar desfavorable (e.g., estrés generado por tener un enfermo en casa, por pérdida de trabajos, por las dificultades económicas que se enfrentan, por violencia y/o acoso familiar).

No tener las herramientas cognitivas y de estudio adecuadas para aprender de forma autónoma (e.g., venir de una educación tradicional que inculca pocos hábitos de estudio autónomo y crítico).

Falta de retroalimentación sobre el proceso de aprendizaje (e.g., no saber si lo que estoy haciendo está bien, no saber cómo autoevaluar el propio proceso de aprendizaje).


Hasta el día de hoy, a tan solo un mes de la aplicación del examen, la COMIPEMS y las autoridades educativas no se ha pronunciado oficialmente con respecto a las medidas o cambios que se adoptarán en el proceso de ingreso al bachillerato ante la emergencia que estamos viviendo. El silencio por parte de estas instituciones ha provocado una gran incertidumbre y preocupación entre los jóvenes aspirantes y sus familias, promoviendo un ambiente propicio para la desinformación.


Es por todo lo anterior, que ante el contexto actual demandamos lo siguiente:

  1. Cancelación del examen único de ingreso al bachillerato para no poner en riesgo la salud física y emocional de los aspirantes y sus familias.

  2. Asegurar la inscripción de los aspirantes al bachillerato a este ciclo escolar mediante la adopción un mecanismo nuevo de ingreso que no ponga en riesgo su salud y que permita superar la acentuación de desigualdad de condiciones que ha provocado la emergencia sanitaria (e.g., adoptar un procedimiento de ingreso al bachillerato similar al que utiliza la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM)).

  3. Universalización del internet como parte del derecho humano a la comunicación y ahora también a recibir educación en medio de la pandemia.

Curso Los Contreras*, aprender para luchar

Tejiendo Organización Revolucionaria (TOR)

*El Curso Los Contreras, es un esfuerzo colectivo, independiente y autogestivo mediante el cual se prepara a jovenes de la Alcaldía Magadalena Contreras, para la realización de su examen de ingreso al bachillerato.




Suscríbete a nuestra lista de correos

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify
logo_TOR_blanco_y_rojo.png