• TOR

¡Marchamos el #8M porque somos mujeres, porque somos mujeres trabajadoras, mujeres que luchan!

Pronunciamiento, Tejiendo Organización Revolucionaria-TOR, marzo 2020

¿Por qué apoyamos el paro del 9 de marzo?


Porque el paro es una herramienta de lucha de todas nosotras, de las explotadas, de las oprimidas, de las violentadas. Es una herramienta que nos permite protestar, juntarnos a hacer lo que en el día a día no podemos hacer por ir al trabajo, por trabajar en casa, por cumplir lo que el capital nos exige cotidianamente. El paro no sólo es para protestar, sino también abre la puerta para organizarnos, para tomar acuerdos y luchar juntas. Parar es un primer paso para avanzar en contra de este sistema de explotación y muerte, paralizarlo para destruirlo y construir otro modo, uno donde la vida florezca.


¿Por qué marchamos este 8 de marzo?


Porque tenemos memoria y una historia como mujeres trabajadoras, como mujeres que luchan y vamos en contra de un sistema explotador y violento. Marchamos este 8 de marzo porque la historia nos convoca, porque sabemos que sólo con la lucha organizada podremos seguir vivas. Marchamos porque sabemos que sólo protestando nos escuchan y porque sabemos que en marcha, junto con otras como nosotras, somos más fuertes. Marchamos porque queremos verdad y justicia para nuestras muertas y nuestras desaparecidas, verdad y justicia para nuestros muertos y nuestros desaparecidos.




¿Por qué decimos que la violencia de género y el feminicidio son parte de la violencia estructural del sistema capitalista?


Porque sabemos que nos mienten los que, desde arriba, hoy se dicen nuestros aliados, los empresarios, los patrones, los gobiernos y los medios de comunicación que hacen del dolor un espectáculo. De todos ellos que nos hablan del feminicidio como una anomalía, una excepción, culpa de seres espectacularmente monstruosos; pero nosotras sabemos que la violencia de género y los feminicidios son un fenómeno social, parte integral de una sociedad que necesita del miedo, del terror y la fuerza para someter y dominar, para explotar a la tierra y a las personas, una sociedad como la nuestra, una sociedad neoliberal, capitalista, en la que nosotras, junto a millones, somos sólo un objeto más, una mercancía más, fuerza de trabajo explotable, despreciable y desechable. Sabemos bien que el monstruo se llama capitalismo.


Decimos que el feminicidio y la violencia de género son parte estructural del sistema capitalista porque sabemos bien que este sistema lo organiza todo según su objetivo de ganar y ganar siempre más, sin importar los efectos sobre la vida de las personas sin importar la devastación y la destrucción; y que en este sistema o te toca ser explotada y oprimida, o ser explotadora y opresora, y sabemos bien que la mayoría de nosotras somos explotadas y oprimidas, aunque desde arriba nos insistan que si le echamos ganas y trabajamos mucho podemos comprar lo que arriba compran y ser como arriba son.


Sabemos que este sistema nos miente e intenta ocultar que somos mayoría las que abajo somos, y nos dice que a todas las mujeres nos matan y violentan por igual, pero nosotras sabemos, porque así lo vivimos, que no somos iguales a las mujeres explotadoras y dominadoras que nos gobiernan y deciden, las patronas y dueñas. Sabemos bien que si nos matan y violentan es porque somos mujeres trabajadoras, mujeres de las orillas, mujeres de abajo.


Decimos que la violencia de género y el feminicidio son parte del sistema capitalista porque nosotras no olvidamos, tenemos memoria y sabemos que si nos matan y violentan es porque a eso se acostumbraron los poderosos, quienes desde arriba nos han matado, desaparecido, reprimido; sabemos que si hoy nos matan y violentan es porque nuestro país está en guerra, una guerra contra el pueblo que los anteriores gobiernos han ejecutado y que el actual no ha detenido, sabemos bien que sus guardias nacionales y sus policías y sus leyes no nos protegen, no nos cuidan, sabemos que su cara y su voz son los de la guerra y la violencia, una guerra capitalista de despojo y por el control sobre nuestros territorios, nuestros barrios, nuestros cuerpos, una guerra de explotación contra las que abajo nacemos, abajo luchamos y abajo morimos.

Decimos que la violencia de género y el feminicidio son parte estructural del sistema capitalista porque bien sabemos que este sistema que hoy domina en nuestro país y en el mundo, lucra con nuestro dolor, convierte en espectáculo nuestra muerte y sube sus ratings y likes cuando nos exhibe; incluso dice apoyarnos en nuestra lucha, pero sabemos que a ellos beneficia nuestro dolor, porque este sistema capitalista aprovecha nuestro miedo para dividirnos, para aterrorizarnos y paralizarnos, porque sabe que así somos más vulnerables, más fácilmente explotables, pero allá arriba olvidan que sabemos todo esto y que acá abajo, somos mujeres que no claudicamos, no nos rendimos, somos mujeres que luchan organizadas contra el capital y por la vida.


¡Marchamos el 8M porque somos mujeres, porque somos mujeres trabajadoras, mujeres que luchan!


¡#9M paremos la explotación! ¡#9M paremos el desprecio! ¡#9M paremos el despojo! ¡#9M paremos la represión! ¡#9M paremos al sistema, paremos al capital!


¡#9M el paro es nuestro no de los empresarios y los gobiernos!


¡#9M el paro es nuestro no de los explotadores y patrones!


Tejiendo Organización Revolucionaria-TOR, México, marzo 2020.









Suscríbete a nuestra lista de correos

  • White Facebook Icon
logo_TOR_blanco_y_rojo.png