• TOR

La 4T ¿Una vía conservadora para transformar el país?, a propósito del segundo informe de gobierno

Número 46, Año 7, agosto 2020

Quienes escribimos estas líneas nos sabemos parte de las mayorías trabajadoras, y nos revindicamos parte de la izquierda anticapitalista, no criticamos al gobierno de la 4T sólo por criticar o porque quisiéramos que le vaya mal al país, sabemos que en el pasado los gobiernos del PRI y el PAN a nivel nacional, y de todos los demás colores en las entidades federativas, han traído miseria, desempleo y violencia al pueblo, sabemos bien que no queremos repetir ese pasado.


Nuestros deseos no están con el retorno del PRIAN, ni con el fracaso de los anhelos de nuestros familiares, compañeros y amigos que votaron por AMLO creyendo encontrar una salida a la gran crisis social que enfrentamos. Al contrario, quisiéramos que en verdad el país que el presidente narró en su segundo informe fuera una realidad, que no hubiera masacres ni feminicidios, que la crisis económica acabara y la situación del bolsillo mejorara, que hubiera verdad y justicia para los millones que hemos sufrido la violencia y que hubiera castigo a los responsables de tanto crimen. Pero también sabemos que nuestros deseos no se hacen realidad sólo con quejarnos o porque así lo repita el presidente y por ello hemos decidido organizarnos junto con muchos más y poner día a día nuestro granito de arena por mejorar las cosas.


Lo hemos dicho, nuestras críticas a la 4T no son, fundamentalmente, por aquello que no ha resuelto, sabemos que es difícil solucionar en poco tiempo todos los problemas de tantos años, nuestras críticas son sobre todo por aquello que este gobierno sigue haciendo. Los hechos están ahí, la 4T mantiene intocado los elementos fundamentales del modelo neoliberal. No abundaremos en ello por ahora, sólo quisiéramos compartir una idea, que a nuestro entender es clave para valorar en forma más precisa el gobierno que tenemos y la situación que vivimos.


Aceptando sin conceder, como dirían los abogados, asumamos que en efecto el régimen de la 4T busca acabar con el neoliberalismo y mejorar la situación de las mayorías empobrecidas del país. El problema es que la vía que ha tomado para hacer realidad esta cuarta transformación es la vía de la conciliación, por lo demás imposible, la vía del cambio menor, el gatopardismo de cambiar la apariencia para que lo fundamental permanezca; y no nos referimos a la vía electoral, bien sabemos que la lucha puede darse en todos los frentes y terrenos. Nos referimos a la vía conservadora por la que este gobierno pretende llevar a cabo la transformación deseada, expliquémonos un poco.


Ante cada problema que hemos enfrentado, ante cada reto social el gobierno actual ha optado por vías de supuesta solución que no son más que escapes y salidas falsas, salidas que se buscan en alianza con los grupos y sectores económicos y políticos que han lucrado y se han enriquecido a costa de nuestras costillas desde hace décadas, salidas que los fortalecen a ellos y no a los de abajo.

El gobierno parece decir:


Es necesario resolver el problema de la educación en el contexto de la pandemia, entonces anunciemos con bombo y platillo una alianza con los empresarios burgueses de las televisoras, convirtamos a los peores enemigos de la educación del pueblo en los grandes educadores modernos, y de paso hagamos oídos sordos a los maestros y maestras que exigen ser atendidos.


Es necesario fortalecer el sistema de salud y enfrentar la pandemia por covid19, entonces afiancemos el poder de los ya de por sí poderosos, hagamos alianzas con Slim y otros sectores burgueses para que ellos aparezcan como los grandes benefactores en lugar de fortalecer las capacidades hospitalarias en cada localidad, aplaudamos o guardemos silencio de respeto ante los llamados héroes de la salud, pero no hagamos hasta lo imposible por otorgarles mejores condiciones de trabajo, herramientas e insumos de protección, total, que más da si somos el país donde hay más muertes de trabajadores de la salud por covid19.[1]


Es necesario acabar con la violencia, entonces legalicemos la presencia de los militares en las calles, aun cuando esa estrategia no ha funcionado los últimos 12 años, de paso entreguemos a esos militares jugosos negocios, total, eso hacen en los EE.UU. y miren no pasa nada malo, según. Todo esto sin importar que dijimos que promoveríamos una estrategia distinta, que alcanzaríamos la paz de la mano de las familias y colectivos de víctimas, al fin ya nadie se acuerda de los foros que organizamos con ellos y que simplemente ahora hacemos a un lado. ¿Hay comunidades y pueblos que han logrado generar propuestas de seguridad comunitarias que no promueven más violencia? No sabíamos, tenemos otros datos.[2]


Es necesario fortalecer los derechos de las y los trabajadores, entonces aliémonos con la CTM priista y planeemos una reforma laboral a espaldas de las y los trabajadores, subordinemos esta reforma a los intereses del TMEC y los EEUU, y de paso hagamos como que no vemos a aquellos que protestan y luchan por sus intereses.[3]


Es necesario mejorar las pensiones de los trabajadores, entonces promovamos una reforma a las pensiones en alianza con los grandes empresarios y sin contemplar a los trabajadores, dejemos intactas a las Afores que se enriquecen con el dinero de quienes trabajan y de paso no modifiquemos para nada el sistema de ahorro para el retiro de cuentas individuales impuesto por el neoliberalismo.[4]


Es necesario fomentar el desarrollo y el bienestar de los pueblos del sureste, entonces impongamos los grandes mega proyectos de siempre, antes el Plan Puebla Panamá, el Corredor Mesoamericano, el Tren Transpeninsular, etc., ahora llamémosle Tren Maya, Tren Transístmico, confiemos que los viejos modelos de infraestructura que han traído miseria y violencia, empleos mal pagados y riqueza para unos cuantos, ahora funcionaran a favor de los de abajo, y de paso no veamos ni escuchemos a los pueblos que ofrecen alternativas, que sólo quieren seguir siendo lo que son, y que sin duda anhelan mejorar sus condiciones de existencia, pero que para ello no están dispuestos a vender su vida misma y por lo mismo se niegan a aceptar estos megaproyectos. [5]


Es necesario mejorar la economía porque sólo así habrá dinero para beneficiar al pueblo, entonces afiancemos las alianzas con los diversos sectores de la burguesía, hagamos todo porque el nuevo TLCAN, el TMEC, comience ya a operar, total, si más de 20 años de tratados de libre comercio con EE.UU. nos dejaron un campo destrozado, una industria deshecha, bajos salarios y trabajo precario, violencia y mala nutrición, no importa, confiemos en que ahora será distinto porque eso queremos.


Es necesario transformar la vida pública de este país desde la raíz, entonces preocupémonos por lo urgente aunque lo importante quede relegado, hay que ganar la siguiente elección, mantener las mejores posiciones en el Congreso de la Unión, atacar a quien haya que atacar, fifí puede ser cualquiera, pero de paso mantengamos las alianzas innombrables que hicimos para ganar la elección del 2018, con Elba Esther, adelante, con el Partido Verde, sí claro, con caciques locales de aquí y allá, desde luego, con Slim o Salinas Pliego, sin duda. Pero eso sí, no pensemos que organizar y formar políticamente al pueblo sirve de algo.


Todo esto parece ser lo que el gobierno piensa, ante cada problema las vías que ha elegido para solucionarlo son formas que fortalecen a los de arriba y no a los de abajo, a la mafia del poder y no al pueblo, y esto no es sólo un error estratégico, también entraña un riesgo terrible. No contribuir a la organización popular, no fortalecer las capacidades políticas de los de abajo y sólo, en el mejor de los casos, generar buenos consumidores, es un error que ya otros han pagado caro. [6]


Si allá arriba un día cualquiera decidieran que ya no quieren que AMLO sea el administrador de lo que consideran su gran empresa llamada México, y deciden que mejor poner a algún otro que asegure mejor sus intereses y deciden que el juego democrático no es lo suyo, ese día quienes realmente haremos algo serán los millones que abajo somos, las organizaciones populares y políticas de izquierda, los grupos y colectivos organizados, los movimientos sociales, quienes defenderán la democracia y los intereses populares, enserio, ni los Monreal, ni los Delgado, ni los Ebrard, mucho menos los Romo o los Salinas, nadie de ellos moverá un dedo. Por ello es un error terrible, ojalá no sea trágico, que el gobierno de la 4T haga tanto por desarticular a la sociedad, golpear, disminuir y aislar a los movimientos sociales y las organizaciones políticas de izquierda independiente y tan poco por contribuir a su fortalecimiento. Acá abajo quedan las tareas de siempre, resistir, organizarnos y luchar.


[1] Según Amnistía Internacional los países donde se estima que más trabajadores han muerto por Covid19 son México 1 320, EE.UU. 1 077, Reino Unido 649, Brasil 634 y Rusia 631 esto según la investigación Expuesto, acallado y atacado, Julio 2020, https://amnistia.org.mx/contenido/wp-content/uploads/2020/07/Health-and-Essential-Workers-report_ES.pdf [2] Sobre el creciente papel de los militares en distintos ámbitos pueden verse los análisis publicados por el Colectivo Grieta, Militares para todo: Fuerzas Armadas toman control y nuevas atribuciones para apuntalar el proyecto de muerte de la 4T, partes I y II, de mayo y junio de 2020, en https://www.grieta.org.mx/index.php/category/temas-nacionales/militarizacion-analisis/ [3] Existe un debate respecto a las consecuencias de la reforma laboral decretada por la 4T en mayo del 2019, sin embargo, hay coincidencia en acusar los graves problemas que implica por el ataque a la contratación colectiva, la anulación del derecho laboral como derecho tutelar y no acabar con el outsorucing, entre otros temas. Al respecto pueden verse: 26 puntos regresivos de la reforma laboral, https://lasillarota.com/opinion/columnas/26-puntos-regresivos-de-la-reforma-laboral/279552; Reforma laboral: extingue la contratación colectiva inicial, https://lasillarota.com/opinion/columnas/reforma-laboral-extingue-la-contratacion-colectiva-inicial/302136 y El Convenio 98, la lucha legal y sus límites en el mundo del trabajo en la 4T, https://www.periodicoeltorito.org/post/el-convenio-98-la-lucha-legal-y-sus-l%C3%ADmites-en-el-mundo-del-trabajo-en-la-4t [4] Al respecto de la anunciada reforma de pensiones y del sistema de ahorro para el retiro pueden verse: 15 puntos para entender la reforma de pensiones, https://lasillarota.com/opinion/columnas/15-puntos-para-entender-la-reforma-de-pensiones/417904; Reforma a las Afores y al Sistema de Ahorro para el Retiro: una agresión más a los trabajadores, https://www.periodicoeltorito.org/post/reforma-a-las-afores-y-al-sistema-de-ahorro-para-el-retiro-una-agresi%C3%B3n-m%C3%A1s-a-los-trabajadores; Banca, especulación y pensiones, parte de la guerra contra los trabajadores, https://www.periodicoeltorito.org/post/banca-especulaci%C3%B3n-y-pensiones; [5] Sobre el Corredor Transístmico puede verse Metabólica No.1, https://tejiendorevolucion.org/adquieremetabolica.html; sobre el Tren Maya los Avances de investigación, del OLAG-UNAM, http://geopolitica.iiec.unam.mx/sites/default/files/2019-12/OLAG-2019-TrenMaya-Avancesdeinvestigacio%CC%81n.pdf [6] Uno de los problemas que enfrentaron algunos de los llamados gobiernos progresistas de América Latina durante la primera década del siglo XXI fue que, en el mejor de los casos, mejoraron las capacidades de compra de los ciudadanos, de la mano de programas sociales y transferencias monetarias, pero no atendieron a la formación política y la organización popular, en el mismo sentido se distanciaron e incluso atacaron a movimientos sociales que los habían apoyado, esto generó terribles consecuencias a la hora de la crisis económica, las agresiones desde los EEUU y las derechas locales.

252 vistas

Suscríbete a nuestra lista de correos

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify
logo_TOR_blanco_y_rojo.png