• TOR

El MAES: Desafiar la pandemia para combatir la exclusión


Agosto 2021


Con antorcha en mano, los y las integrantes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) marcharon del Monumento a la Revolución a las oficinas centrales de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para exigir solución a su demanda de ampliación de la matrícula de educación superior.


La movilización del MAES se enmarca en la mesa de diálogo que sostiene el movimiento de excluidos con autoridades de la SEP e instituciones de educación superior como la UNAM, el IPN, la UAM y la UACM, entre otras.


En los 15 años previos, esa mesa de diálogo ha avanzado a tal grado que las instituciones han firmado un acuerdo donde reconocen el problema de la exclusión educativa, y han aceptado su responsabilidad en la estigmatización de los y las estudiantes excluidos al no explicar con claridad que el examen no es un mecanismo de evaluación sino de ordenamiento, y que responde a la falta de lugares suficientes para todos los aspirantes a entrar a las universidades: cómo no pueden entrar todos, tienen que ordenarlos por algún medio.


La pertinencia de estos exámenes estandarizados ha sido puesta en duda en esa mesa por parte del movimiento, cuyos argumentos han orillado a las instituciones a diseñar mecanismos alternativos de ingreso permitidos por el marco legal vigente de las instituciones, lo que ha beneficiado a miles de jóvenes que hoy son profesionistas.


Pero lo más importante de este proceso de diálogo, que hoy el MAES defiende con su movilización, es que las autoridades reconocen su responsabilidad en este problema de magnitud social que alcanza la increíble cifra de más de 100 mil excluidos anuales de la educación superior. Una cantidad que debería hacer reaccionar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que no ha emitido aún un resolución sobre una queja que presentó el MAES para denunciar discriminación en el examen.


Los excluidos de la educación superior no tienen más opción que movilizarse para exigir que se respete su derecho a recibir educación de calidad, así tengan que desafiar a la pandemia justamente en los días en que la tercera ola de contagios de COVID-19 superó en número al peor día de la segunda ola. Más aún porque la pandemia ha recrudecido el problema de la exclusión educativa por el desigual acceso a equipos electrónicos para tomar las clases, materiales de estudio e incluso lugares apropiados para estudiar en casa.


Parte de la importancia de su movilización de este año es esa: la defensa del proceso de diálogo.


¡Todo el apoyo a la lucha de los aspirantes excluidos! ¡Todos y todas con el MAES! #YoConElMAES!

18 vistas0 comentarios