• TOR

Editorial: Número 28, Año 5, octubre - noviembre, 2018

Querido lector del torito, se acerca el fin de año y en este número recordamos cómo los últimos sexenios han dejado el suelo mexicano ahogado en sangre, los cuerpos ya no caben en las morgues y son paseados en trailers refrigerados esperando ser identificados.


Esta escena que pareciera una película de terror, es la pesadilla que vivimos día a día en casi todos los rincones del país. La pesadilla ha servido para sumergirnos en el terror y la desesperanza, afianzando las condiciones necesarias para que los dueños de las grandes empresas, asistidos por una bola de mafiosos y corruptos, sigan saqueando nuestro territorio. Sin embargo desde muchos frentes el pueblo siempre resiste, y así luchando nos recibe octubre, con múltiples marchas estudiantiles.

El descontento desatado a raíz de un ataque de grupos porriles a estudiantes movilizados del CCH, se unió a las demandas pendientes del movimiento, entre las cuales la exigencia de educación pública para todos es fundamental. El siguiente articulo nos llama a seguir atentos al tema de la lucha por la educación y nos habla de la nueva reforma educativa, que es la punta de lanza del proceso de privatización de la educación a nivel básico, y cuya función es abrir cada vez más las barreras a la penetración del capital privado en el sistema educativo.

A pesar de que el futuro presidente de México haya prometido echar para atrás algunos temas muy polémicos, la privatización sigue adelante. Por eso debemos estar atentos y no olvidar que lo que esta en juego son nuestros derechos, los obtuvimos luchando y luchando los vamos a defender, por eso el útlimo articulo de este numero nos llama la atención sobre otro derecho que el gran capital nos quieren arrebatar. El sistema de pensiones que está siendo utilizado por el capital financiero para especular en la bolsa de valores con la seguridad social de los mexicanos. Pero siempre, y en todas partes hay gente dispuesta a resistir y a luchar por transformar las cosas. Así recordamos el movimiento de 1968, una lección histórica que nos recuerda que la lucha se hace entre todos, como pueblo organizado que resiste a los embates de un sistema que no respeta la vida. Desde entonces los estudiantes han sabido organizarse junto con el pueblo y se saben herederos de una historia llena de violencia y desprecio, una historia que parece una lista de agravios contra nuestro pueblo, una historia que solo juntos, como estudiantes y trabajadores, como pueblo organizado podremos cambiar.

0 vistas

Suscríbete a nuestra lista de correos

  • White Facebook Icon
logo_TOR_blanco_y_rojo.png