• TOR

A consejo malo, campana de palo: los consejos de los organismos financieros para la educación

Número Especial 7, octubre 2020



La plática que tendremos oportunidad de presenciar ocurrió allá por el año 2020, así es, el famoso año de la pandemia por COVID-19, a unos 2,250 metros sobre el nivel del mar en el corazón de lo que en los viejos tiempos era conocido como la Gran Tenochtitlan. Cabe aclarar que lo que se relata ocurrió en los primeros meses del año, cuando saludar con abrazos era la norma y el cubrebocas aún no era prenda indispensable; en ese espacio-temporal un par de jóvenes se encontraron e interrumpieron su rutina ¿habrá cambiado su vida después de este encuentro?, ¿estos dos jóvenes cambiaron el curso del mundo? No lo sabemos, sólo tenemos evidencia de esta breve conversación.

––¿Conoces a los Chicago Boys?

––Ni idea, suena a película de mafiosos

––Pos casi–– soltó una carcajada, no cabría una mejor descripción a la de mafiosos para hablar de los Chicago Boys––, fue el grupo de economistas que asesoró a Augusto Pinochet en Chile, desarrollaron una estrategia económica en ese país que hoy conocemos como el experimento neoliberal en América Latina.

––El nombre queda mejor como película de matones.

––Ojalá solo fueran matones de película, pero éstos son los mafiosos deadeveras. Fueron unos economistas que estudiaron en la Universidad de Chicago y se encargaron de llevar el mensaje de Estados Unidos a Chile sobre el nuevo orden mundial.

––Hablas bien raro, ¿cuál nuevo orden mundial?, namás te pregunté sobre lo que dijo el muchacho que también habla bien raro, eso de la reforma educativa y todas esas cosas que dijo bien rápido que ni le entendí. Ya mejor ni te pregunto que aynamás de nuevo te vas a poner a hablarme sobre que debo ponerme las pilas y luchar.

––Ya perdón, es que me sulfuro cada que pienso en las salvajadas que nos pasan a los pobres con las fregaderas esas del capital...

––Ayvaotravezlaburraaltrigo–– dijo mientras dejaba caer su mano sobre la frente.

––No, mira, lo que quiero contarte es que esos señores de los Chicago Boys con asesoría de los gringos fueron quienes hicieron la receta para que por la fuerza la Junta Militar en Chile echara a andar lo que conocemos como medidas neoliberales. En el caso de la educación, haz de cuenta que antes el gobierno estaba obligado a garantizar que todos pudieran acceder a la universidad, pero con las medidas neoliberales todo esto dejó de ser así. La educación se convirtió en una mercancía que las empresas podían vender, así que desde entonces y hasta ahora los chilenos que pueden estudiar en la universidad son ricos o se tienen que endeudar de por vida con bancos y universidades para pagar sus altas colegiaturas. Papronto, además de la educación, privatizaron un montón de cosas, hicieron reformas para que fuera así y cedieron muchos de sus recursos naturales a los gringos.

––No manches, como cuando aquí quisieron poner cuotas en la UNAM en el 99.

––Eso mero, es larga la lista de lo que pasó y pasa igualito en toda latinoamérica. Pero lo que quiero decir es que no fue como que Pinochet haya hecho el golpe militar y de su cabeza saliera el plan de privatizar las universidades, ni que los Chicago Boys hayan planeado todo ellos solitos, escuchaban a otras voces, las de los intereses económicos gringos. Y así como en Chile en muchos países de Latinoamérica hay y había otros mensajeros.

––Ya se te botó, yo creo que eres tú quien oye voces

––Pues a lo mejor también, pero no. Me refiero a los organismos financieros internacionales. De seguro has oído del Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, que son unas organizaciones de ricos bien viejas. Creo que nacieron después de la Segunda Guerra Mundial para ver cómo se repartían el pastel[1], ya después crearon otras. También están la OMC, la OCDE, el BID y la CEPAL[2] y ya ni me acuerdo de qué es cada una.

––Aburridoooooo

––Un poco, pero mira. Ya tu dijiste que en 1999 en la UNAM quisieron poner cuotas[3], pues resulta que lo hicieron por consejo de estos monos. El FMI, la OCDE y el BID le venían sugiriendo muchas medidas al gobierno mexicano para que por fin saliéramos del pantano del tercer mundo y no nos hiciéramos guajes en el pago de la deuda externa. Estos organismos opinan de todo, pero yo tengo más claro lo que han dicho sobre la educación. Así como propusieron la privatización de la UNAM a través del cobro de cuotas, antes sugirieron que se aplicaran exámenes de admisión en las universidades públicas, que se evalúe el desempeño de los científicos y con esa evaluación se decida su situación laboral[4], que se cree la carrera magisterial, bueno pues todo esto lo hicieron para garantizar que su proyecto neoliberal funcionara en México tan bien como funcionó en Chile.

––Ahora sí me piqué, aunque ya síguete sin tanto choro.

––Sí, ya voy.

––Pues córrele

––Ya estás. Resulta que los gobiernos en muchas partes de América Latina hacían todo lo que estos organismos internacionales les recomendaban, así podían llenar el ojo de Estados Unidos que estaba preocupado por su control en la región, sobre todo porque en la segunda mitad del siglo veinte hubo un montón de movimientos sociales en latinoamérica ¿te imaginas?,

los grandes de la patria grande andaban calentando la cabeza de la juventud: Fidel Castro, el Che, Lucio Cabañas, los hermanos Gámiz, las hermanas Mirabal–– soltó un suspiro ––que no me den cuerda. Como la revolución estaba en boca de muchos, los gringos metieron un montón de lana y presión para que los gobiernos aliados adoptaran medidas que hicieran de América Latina un lugar próspero para su control económico, político y social[5].

––Ah pos no estaba tan mal, digo, si los gringos pagaron para que hubiera carreteras y esas cosas

––¿A poco crees que así de pura buena onda el tío Sam soltaría varo?

––Supongo que no ¿veá?

––Para el capitalismo todo tiene un precio y al hacer caso a esas recomendaciones muchos países crecieron su deuda, que como en México seguro no era chiquita. Ya más endeudados, muchos países en latinoamérica tuvieron que hacer caso, unos fueron abiertamente intervenidos por las fuerzas armadas gringas y otros fueron controlados de formas más sutiles pero no menos terribles[6]. Fidel dijo algo así como: “prestaron un dólar que tenía un valor y hoy cobran el doble”[7]. Y ahora sí, agarrados de la deuda, los gringos mandaron un mensaje a los países morosos a través de los organismos financieros internacionales: ¿pagas o apechugas?

––Y pues apechugaron ¿veá?

––¿Quécomesqueadivinas?. Pues sí, todo lo que la OCDE, el Banco Mundial y esas *&%$#[8] dijeran como “recomendaciones” se convirtieron en órdenes. Y es así que llegamos a lo que nos truje.

––Ya ni me acuerdo de qué estabas hablando, la neta.

––No te desesperes. Bueno, pues ya amarrado y cooperando, los gobiernos mexicanos de todos colores nomás asienten a cada recomendación de los organismos estos y buscan el modo de obedecer. Ahí está la Reforma al artículo 27 de la constitución y la firma del TLCAN, seguro escuchaste a los zapatistas decir eso[9].

––Como que andas enamorada, ya te salió otro suspiro

––Algo hay de eso. Como te decía, esas fueron medidas neoliberales. Una vez escuché a unos cuates decir que en el neoliberalismo el estado se adelgaza y deja sus funciones en manos de los capitalistas. A mí como que eso no me cuadra, digo, si impone todas estas reformas, modifica o deja de dar servicios no es porque deje de cumplir sus funciones, es más bien que sus funciones son garantizar que los capitalistas saquen ganancias y si eso significa privatizar los derechos y abandonar sus funciones como proveedor de salud o educación o vivienda pues eso hará.

––Ah sí, eso me dijeron una vez, que en el neoliberalismo ya no hay gobierno o algo así

––Ya ves la falla. Bueno, pues en la educación lo que ocurrió es que dijeron: “¿para qué vamos a seguir dando dinero para que todos se eduquen si ni lo aprovechan?” O como dice mi primo: “O sea, ¿ves?, si no pagan no lo valoran”–– dijo cambiando su voz y haciendo como si tuviera un objeto en la boca, quizá una papa.

––Qué se mihace, si sí te sale.

––No, cómo crees. Bueno pues lo que vino fue una reducción al presupuesto de la educación y con eso un montón de medidas. ¿Cómo vamos a decidir a quién darle el dinero? Postá fácil, evalúa a las escuelas. ¿Cómo vamos a decidir quién estudia y quién no? Postá fácil, hazles un examen. ¿Pero y si sí lo pasan quienes no queremos que lo pasen? Postá fácil, que el examen tenga trampa, que sea estandarizado y de opción múltiple, es más, si logras que deje a los pobres afuera mejor. ¿Y si aún así pasan? Postá fácil, cóbrales. ¿Que no se necesita tanto profesor en el país, menos aún filósofos o esas jaladas que no generan ganancias? Postá fácil, que estudien cosas “útiles”, que aprendan inglés nomás pa que entiendan instrucciones y sepan armar las piezas que nos manden de los yunaited.

––Bueno, pero en la UNAM no cobran

––Pues no, pero no porque no quieran, acuérdate que me dijiste eso de la Huelga del 99. Ay ya me cansé ¿traes agua?

––No, ni modo, para qué echas tanto verbo.

––Es importante esto. Sales minerales, orasí viene, pues mira lo que podemos concluir es que el gobierno mexicano ha hecho caso a todas esas recomendaciones de los organismos internacionales.

––¡No puede ser! ¡Pero si eso es donde empezaste!–– gritó levantando los brazos.

––Sí, pero no sabías cómo ni por qué. Bueno, pues ahora con todo eso de las cuartas transformaciones y que ya se acabó el neoliberalismo las cosas no han cambiado.

––No manches, eso ya lo sabía.

––Ya, pues mejor échate el artículo “La educación en México al servicio de la OCDE” del Torito especial sobre la exclusión.


[1] En la conferencia de Bretton Woods, posterior a la Segunda Guerra Mundial, se funda una nueva regulación y ordenamiento del sistema financiero global, que son el origen del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, cuyo eje rector es que Estados Unidos de América se posiciona como la principal potencia capitalista y acorde a esto se regulan las nuevas relaciones económicas a nivel internacional. Contreras, G. (1992). Deuda Externa: causas y consecuencias. Estudios, (10), 89-97. [2] Organización Mundial del Comercio (OMC) que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), es una organización económica conformada por 37 países, se fundó en 1961 con el propósito de “estimular el progreso económico y comercio mundial”. En el mundo hay 195 países, pero entre estos 37 países miembros de la OCDE se concentra alrededor del 80% del PIB mundial, equivale a que a ⅕ parte de los países del mundo le pertenece ⅘ de la riqueza mundial. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) son muy parecidas a las primeras organizaciones pero enfocan sus objetivos a América. [3] Pero una huelga estudiantil lo impidió. [4] Creación del CONACYT [5] Ejemplo de ello es la creación del Programa de Alianza para el Progreso en América Latina, que agrupó a todos los países de América Latina salvo Cuba, su supuesto objetivo general fue “mejorar la vida de todos los habitantes del continente”, para lo cual Estados Unidos presionó para garantizar que en todos los países se llevasen a cabo reformas agrarias, tratados de libre comercio, modernización de la infraestructura de comunicaciones, reforma de los sistemas de impuestos, elevar la expectativa de vida, modificaciones en el acceso a la educación, entre otras. [https://es.wikipedia.org/wiki/Alianza_para_el_Progreso] [6] Un claro ejemplo de esto es la Operación Cóndor, un plan de coordinación entre las fuerzas dictadoras del cono sur (Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela) con Estados Unidos, coordinación que se encargó de llevar a cabo la estrategia de terrorismo de estado en los países señalados. [7] Lo que en realidad dijo Fidel Castro fue “se prestó un dólar que tenía un valor y ahora se cobra un dólar sobrevaluado en casi 40 por ciento”. [8] Palabrotas no dignas de este renombrado periódico. [9] El 31 de diciembre de 1993, pocas horas antes de su levantamiento armado público el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dio a conocer la Ley Agraria Revolucionaria, aquí el extracto inicial: “La lucha de los campesinos pobres en México sigue reclamando la tierra para los que la trabajan. Después de Emiliano Zapata y en contra de las reformas al artículo 27 de la Constitución Mexicana, el EZLN retoma la justa lucha del campo mexicano por tierra y libertad. Con el fin de normar el nuevo reparto agrario que la revolución trae a las tierras mexicanas se expide la siguiente LEY AGRARIA REVOLUCIONARIA”. Desde entonces el EZLN ubica a la reforma al artículo 27 hecha en 1992 durante el gobierno de Salinas de Gortari como uno de los pilares para el avance del neoliberalismo en el país. Esta reforma al 27 formó parte de las condiciones mínimas para que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entrara en vigor el 1º de enero de 1994. Con la firma del TLCAN se quitaron los candados para que los vecinos del norte extrajeran los recursos naturales de suelo mexicano, se fue a pique la producción agrícola nacional, se abarató la ya de por sí desgastada mano de obra en el país, se incrementó drásticamente el flujo migratorio a Estados Unidos. Es así que se afianzó el control económico y por tanto político de las potencias de América sobre México.

Suscríbete a nuestra lista de correos

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify
logo_TOR_blanco_y_rojo.png